¡Nace un proyecto, una ilusión, una camada de nuevas ideas!

¡Nace un proyecto, una ilusión, una camada de nuevas ideas!

La época más desconocida del campo bravo es el invierno; los ganaderos han terminado la temporada española hace unos meses y empiezan a pensar seriamente en la que viene, aunque algunos siguen en marcha con la temporada de América, hay algún saneamiento veterinario, algún herradero, y el campo pasa del seco verano a ir enverdeciendo poco a poco con las aguas caídas y las mañanas de rocío.

Es ahora, cuando el mes de diciembre anuncia la llegada de la Navidad y del nuevo año, el momento más bello por la cantidad de nacimientos que se van produciendo en el campo andaluz.

dsc03309

Nuevas generaciones de becerros y becerras, nuevas ilusiones para los ganaderos, fruto de la unión de las mejores vacas con los mejores sementales, y que disfrutarán de una vida totalmente privilegiada desde que salen a la dehesa, un entono mágico donde vivirán como auténticos reyes.

Los proyectos deben ser naturales y reales, y nacer con el ritmo de la naturaleza, del campo bravo, hará que el camino sea paralelo a uno de los animales más bellos que existen en la naturaleza: el Toro de Lidia.

El campo bravo nace, “Aprende de Toros” nace; el segundo no sería nada sin el primero, y por ello queremos revalorizar la cultura taurina, la forma de vida de ganaderos, mayorales y vaqueros, una raza animal excepcional, y poner en conocimiento de quien quiera miles de detalles y secretos que encierra la naturaleza donde vive y toro bravo, y todo lo que le rodea.

Desde que han comenzado a nacer becerritos, hay una nueva idea o forma de ver el toro en el campo, de aprovechar los recursos que las ganaderías poseen, de ofrecer una información de máxima calidad a la hora de conocer la cultura taurina, de tomar contacto con nuevos o expertos profesionales, de potenciar de forma muy real y auténtica todo lo que esconde el toro bravo.

Poco a poco, y al ritmo de la naturaleza, iremos contando y ofreciendo la gran variedad de posibilidades que ofrece un mundo tan desconocido.

El toro es la base, los profesionales los que ayudan a que con ese producto tan extraordinario se creen sentimientos y sensaciones indescriptibles, los aficionados los que se impregnan de energía y la trasmiten, y todo aquel que quiera aprender un poco más sobre algún aspecto, con el mayor de los respetos, será el que engrandezca la fiesta de los toros.

¡Suerte a todos y buen año!