Sobre Nosotros

sobre-nosotros-adt
José María Ramos, natural de Madrid, y residente en Sevilla desde el año 2003.

Licenciado Universitario en Educación Física (INEF) por la Universidad Politécnica de Madrid, posee el CAP que le capacita como docente, y tiene el título de Entrenador Nacional de Atletismo; ha realizado multitud de cursos relacionados con la docencia y con la gestión de proyectos, además de otras materias, y ha trabajado en Administración Pública y Empresa Privada durante más de 15 años; experto en dirección de equipos, y docente en varias modalidades de gestión deportiva y otros cursos relacionados con la formación.

Apasionado viajero, inquieto, proactivo, y con ganas de conocer el mundo, sus costumbres, culturas, religiones, gastronomía y tantos detalles que esconde nuestro planeta.

Aficionado a la fiesta de los toros desde pequeño, cuando su madre le llevaba a ver los encierros desde el balcón de su bisabuela materna en Colmenar de Oreja (Madrid). Tardes de merienda en la Venta de “El Batán” de la Casa de Campo de Madrid al salir del colegio, corridas de toros por televisión, todas las mañanas desde el 7 al 14 de julio a las 8:00 horas viviendo por TVE desde el sofá los encierros de “San Fermín”, tardes de toros en “Las Ventas” y en muchas más plazas, recortador, corredor de encierros, Presidente de la “Asociación de Aficionados Prácticos Taurinos de Sevilla”, “Experto en Dirección de Espectáculos Taurinos”, habitual asistente a los reconocimientos veterinarios en la “Real Maestranza de Caballería de Sevilla”, pastor en el encierrillo de Pamplona, donde es corredor habitual del encierro desde hace más de 20 años, en definitiva, aficionado, apasionado e interesado por la cultura del toro.

Con esta formación y experiencia docente, y con esta formación y experiencia en dirección de proyectos, ha decidido crear de su pasión una forma de vida, un proyecto, una empresa, donde pone a su disposición toda esa experiencia de vida, pero focalizada en el mundo del  toro.

Hacerse experto en lo que más le gusta, en lo que le apasiona, en dar a conocer, disfrutando, el mudo del toro en todas sus vertientes, y hacer llegar a interesados, neófitos o aficionados experiencias reales, de verdad, donde se pueda apreciar lo que habitualmente no se ve o se desconoce.

Todo un reto, pero todo un lujo.