Comienza el verano 2017

Comienza el verano 2017

La temporada de verano comienza; las familias y amigos buscan descanso, diversión, conocer nuevos sitios, repetir lugares que gustaron años antes y, sobre todo, un gran número de personas busca experiencias que aumenten el conocimiento sobre la zona que visitan.

Esto es lo que nosotros denominamos “culturizarse”, es decir, cultivar en nuestros cuerpos y mentes sensaciones, recuerdos, aprendizajes, que vayan rellenando nuestro cerebro, tan infrautilizado, para poder saber los motivos que hacen que cada región de este mundo en el que vivimos se desarrolle de una manera u otra, con unos comportamientos, costumbres y economía diferentes, pero complementarias al resto de regiones.

En España hay muchas zonas para descansar, ya sean de costa o interior, y una de las más visitadas entre julio y septiembre es Cádiz. Esta provincia posee una de las costas más envidiables de la península ibérica, además de una zona de sierra sensacional, por lo que es un destino donde miles y miles de personas acuden cada verano.

Verano 2017

Y como de experiencias de trata, y hay muchas, y muy atractivas, nosotros queremos poner nuestro granito de arena, y aportar las nuestras, que no son otras que conocer al toro bravo en la naturaleza, en su hábitat natural, defendiendo un espacio único y que hace que no hayamos sido invadidos por más campos de golf, apartamentos o resorts; un espacio natural, auténtico, donde muchas especies encuentran refugio, y donde, desde la mañana a la noche, se vive, se siente, y se perciben sensaciones indescriptibles.

Para ver toros podemos acercarnos a ganaderías próximas a Jerez de la Frontera, aunque la mayor densidad de ganaderías la encontramos por la zona de Medina Sidonia, Vejer de la Frontera o Benalup-Casas Viejas. La campiña jerezana, la Janda o la zona cercana a los Alcornocales, incluso a escasos 8 km del océano atlántico, descubriremos una forma de vivir, una pasión, un trabajo genético complicado de explicar en media hora.

Las mañanas, antes de que el calor nos invite a pisar la playa, o adentrarnos en las sombras de la serranía gaditana, y las tardes, cuando el sol se esconde regalándonos imágenes espectaculares, podemos conocer parte de nuestra cultura, parte de la vida de muchas personas que viven para que otros animales vivan, podemos conocer la parte que no se conoce, y que sorprende.

¡Os animamos a aprender un poco más sobre la tierra que visitamos, y en la que vivimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.